9 de agosto de 2015

ABANDONO OPERATIVO del CUERPO DE AGENTES FORESTALES

Según la página oficial madrid.org en la Comunidad de Madrid hay:
  • 1 Jefe de Cuerpo
  • 4 Jefes de Servicio
  • 10 Jefes de Unidad
  • 12 Responsables Técnicos
  • 36 Jefes de Comarca
  • 182 Agentes Forestales.

Sin entrar a discutir la realidad numérica, que evidentemente es otra menor, esos números podrían ser utilizados de forma diferente para que cualquier colectivo profesional organizara un servicio adecuado y suficiente para cumplir con su cometido, en este caso la policía medioambiental, así como apoyar la extinción de incendios forestales, sin olvidar la seguridad física y jurídica de los agentes.

Doce años sin nuevas incorporaciones, sobran más explicaciones. Pero en esta ocasión centramos nuestra denuncia en la realidad del día a día, en el abandono y caos organizativo y operativo que sufrimos. Podemos afirmar que con los recursos actuales es posible otra realidad operativa, evidentemente hace falta trabajo y organización.

Ejemplo de “organización” operativa en la Comunidad de Madrid.- Domingo 9 de agosto de 2015:
  1. Efectivos de Servicio: 24 agentes (Responsables técnicos, Jefes de Comarca, Agentes).
  2. Despliegue territorial : 17 Comarcas.
  3. Agentes Forestales de Guardia de Incendios Forestales: 1 por comarca dedicado prácticamente en exclusiva a estas emergencias, 17 agentes.
  4. Resto Operativo: 24 -17= 7 agentes para 17 comarcas y resto de funciones, incluida la Investigación de incendios forestales.
La matemáticas son objetivas y contundentes, o más bien brutales, no mienten: 0,41 agente por comarca para el resto de funciones encomendadas por la Ley 1/2002 al Cuerpo de Agentes Forestales (Policía y Vigilancia de montes, Espacios Naturales Protegidos, áreas recreativas, , Caza, Pesca, Investigación de Incendios, Fauna protegida, Patrimonio histórico, Auxilio e información al ciudadano, etc.).

Ni siquiera se cubre una básica patrulla policial de dos agentes por comarca. Así no se puede prestar un servicio eficiente, no se puede especializar función alguna, resulta complicado atender necesidades y derechos personales en la época deseada. Asuntos particulares y profesionales se ven limitados.

Faltan Agentes Forestales , sobran Comarcas, falta mucha organización y estructura operativa, más bien falta TODA.

Desde UNPOLF reclamamos y proponemos una reestructuración jerárquica y operativa profunda. Hay que optimizar la labor policial encomendada, y sí, actualizando el despliegue territorial a la realidad medioambiental y social de la Comunidad de Madrid.