24 de junio de 2013

NOTA DE PRENSA - REFORMA DE LAS ADMINISTRACIONES PÚBLICAS- AGENTES FORESTALES -


INFORME CORA

El Consejo de Ministros ha aprobado el informe elaborado por la Comisión para la Reforma de las Administraciones Públicas (CORA). Las razones básicas para esta reforma se concentran según el propio texto en: 
  •  La adaptación a las demandas de la sociedad del siglo XXI.
  • Contener el crecimiento del gasto.
  •  Mejora de la eficacia, la calidad y eficiencia de la Administración.
  • Debe ser una Administración al servicio de los ciudadanos, con transparencia, accesibilidad y capacidad de respuestas a las nuevas ideas y demandas de esos ciudadanos.

UNPOLF (Unión de Policías Forestales), INFORMA:
Según se desprende de lo leído en el Informe, en cuanto a la Subcomisión de Duplicidades y respecto al Ministerio del Interior, nada más lejos de la realidad.
La CORA olvida momentáneamente las razones básicas y lógicas del mandato de reforma. Adiós a la eficacia, a la calidad, a la eficiencia, a la necesidad. Bienvenidas, parece ser, las peticiones corporativas dentro del propio Ministerio:
Agentes Forestales y miembros del SEPRONA (Guardia Civil) se ven enfrentados en el Informe y la CORA se olvida de:  
  1.  Las transferencias medioambientales a las Comunidades Autónomas.
  2. Las funciones sobre medio ambiente de los Agentes Forestales y las potestades para su ejercicio.
  3. Los seis mil Agentes Forestales que prestan servicio en este país velando por el cumplimiento de la normativa medioambiental.

De un plumazo, esta Comisión pretende subordinar a estos Agentes al SEPRONA y limitar sus funciones frente al delito medioambiental. Es tan evidente como ilógico observar que el medio ambiente pierde, que el creciente uso del medio natural por parte del ciudadano se ve amenazado, que a los espacios naturales habrá que quitarles la coletilla de protegidos.
De golpe, sí de golpe, se limita la capacidad de prevención, de control, de policía medioambiental sin razón lógica y en contra de las razones (eficacia, calidad y eficiencia) que pretende esta reforma.

Señores de la CORA aprovechen lo que tienen y lleven a las cotas más altas esa eficacia, esa calidad y esa eficiencia. Utilicen a esos seis mil Agentes al máximo.
Abandonen los juegos corporativos y mantengan a los Agentes Forestales con toda su fuerza normativa, aquella que llevan aplicando más de 130 años.

Y, finalmente, y como idea de eficacia y eficiencia, introduzcan a los Agentes Forestales en la Ley de Fuerzas y Cuerpos de Seguridad. Nuestras funciones y potestades lo reclaman. Esa sociedad moderna del siglo XXI a la que aluden como razón fundamental de la reforma lo agradecería.