29 de abril de 2013

Agentes Forestales Madrid - 23ª MEDIDA UNPOLF -

25 MEDIDAS NECESARIAS PARA EL DESARROLLO DEL CUERPO Y LA MEJOR PRESTACIÓN DEL SERVICIO PÚBLICO

23ª. MANDOS INTERMEDIOS
¿Son necesarios los mandos intermedios? ¿Para qué y para quién son importantes los mandos intermedios en una organización?

El Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid tiene unas funciones y potestades bien definidas y específicas. Es, además y con lógica, un Cuerpo jerarquizado en la teoría de su construcción aunque la realidad ha ido distorsionando el proceso y, por tanto, el proyecto.
Con esas funciones, con esas potestades, con la dispersión geográfica, con la necesidad de que exista una cadena de responsabilidades y atribuciones, los mandos intermedios son necesarios.
Pero son necesarios para el bien de la organización, del Cuerpo, para su desarrollo, para que se ejerzan correctamente todas esas funciones. Para que las responsabilidades corran hacia abajo y vuelen hacia arriba. Sin embargo, de nuevo, la realidad nos muestra una imagen absolutamente distinta.
Muchos de los puestos de mandos intermedios existentes son importantes únicamente para el que los ocupa, y no en el plano profesional, y para una forma de gestionar de la Jefatura ya obsoleta, ya anticuada, basada en el peloteo, en la delación interesada o incluso rebuscada o más aún , basada en la mentira con aras al engrandecimiento personal.
Concursos a medida que hacen del más pequeño el más grande, que dan al más irresponsable la mayor responsabilidad o que puntúan méritos inexistentes, consiguen, finalmente, el colapso del Cuerpo de Agentes Forestales.
Sindicatos que, presuntamente, paralizan expedientes porque aquellos que deben firmarlos están deseando no hacerlo, fecundando así el orgullo y la equivocación de mandos intermedios que se creen ya inmunes a todo, que pasan a entender que su trabajo ya no es ejercer de policía forestal y si de policía de asuntos internos. El zorro cuidando el gallinero, con el beneplácito del dueño de la granja, que sonríe ante la desgracia. Esa es su obra, paralizar aquello que, a su entender, nunca debió desarrollarse.
Sí, los mandos intermedios son fundamentales y por eso, cuando no funcionan todos ellos, no lo hace el Cuerpo de Agentes Forestales. El ejercicio y cumplimiento exquisito de su trabajo debe ser una de las exigencias máximas de la Jefatura. Porque el desarrollo del Cuerpo de Agentes Forestales de la Comunidad de Madrid, el servicio encomendado por Ley que desempeñamos empieza ahí arriba.
La Dirección General de Seguridad e Interior debe interesarse por el funcionamiento del Cuerpo. Observar si es correcto o no, si puede mejorarse o no, si puede desarrollarse o no. Y uno de los puntos fundamentales es preguntar y entender si el desarrollo del trabajo de los mandos intermedios es el adecuado y si detentan, algunos, una responsabilidad que no son capaces de mantener.

Una cadena de responsabilidad atendida por algunos irresponsables todo lo rompe, todo lo dinamita.