2 de marzo de 2013

Agentes Forestales - Policía Judicial Medioambiental



      HAY QUE ESPERAR…

Hace poco menos de un año se constituyó la Comisión Institucional para la reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Magistrados del Tribunal Supremo, Fiscales, Catedráticos de Derecho Procesal y Penal y el Secretario de Estado de Justicia han debatido y acordado un Borrador que ya está en poder del Ministerio de Justicia y que posteriormente pasará al Congreso para su tramitación. El Ministro de Justicia, Alberto Ruiz-Gallardón ha declarado que el Anteproyecto de reforma de la Ley de Enjuiciamiento Criminal se tramitará en el último trimestre del año.
Es de gran interés el contenido de la mencionada reforma para los Agentes Forestales. El delito medioambiental, tipificado con claridad e importancia dentro del Código Penal, y las competencias medioambientales transferidas a las Comunidades Autónomas sitúan a los Agentes Forestales como pieza importante y garantía evidente de la protección del medio natural español.
En la anterior Ley de Enjuiciamiento Criminal la presencia del Agente como policía judicial ha permitido el desarrollo competencial de éste frente al delito medioambiental. Ya sea por conocimiento directo de hechos delictivos o al recibir instrucciones de la propia Autoridad Judicial o Fiscal, la colaboración de los Agentes Forestales con Jueces y Fiscales ha crecido de forma notable en los últimos años.
Hecho público el borrador de la Ley de Enjuiciamiento Criminal hemos de advertir en referencia al título relacionado con la policía judicial las siguientes consideraciones:
  • La Comisión presidida por Manuel Marchena, Magistrado del Tribunal Supremo ha hecho un    trabajo aséptico. Alejados de presiones corporativas han pensado únicamente en aquello que es necesario y en aquello que les interesa para llevar a buen término su cometido.
  •  Han simplificado claramente la condición de policía judicial. Ya no hay policía judicial específica y genérica. Habrá únicamente una policía judicial, integrada orgánicamente en el Ministerio Fiscal.
  • Nada se dice de quién compondrá esa policía judicial. A los Fiscales compete su formación, organización y actuación. Así se reflejará en una futura Ley de Organización y funcionamiento de la Policía Judicial.
  • Colaborarán con la policía judicial:
    • Los funcionarios de las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado.
    • Los funcionarios de Comunidades Autónomas a los que la Ley atribuya competencias de seguridad pública o prevención del delito.
    • Los funcionarios de Entes Locales a los que la Ley atribuya competencias de seguridad pública o prevención del delito.
    •  Los funcionarios de otros organismos a los que la Ley atribuya competencias de seguridad pública o prevención del delito.
  • Los funcionarios mencionados anteriormente recibirán denuncias y como consecuencia de las mismas o de oficio, ante la comisión de un hecho punible, pondrán la noticia del delito en conocimiento de la Policía Judicial y en tanto ésta no concurra realizarán las primeras diligencias necesarias para evitar las consecuencias del delito, en especial mediante la protección de la víctima y asegurarán los instrumentos, efectos y pruebas del delito de cuya desaparición hubiere peligro.
  • Los funcionarios mencionados realizarán todas las investigaciones y actuaciones que el Ministerio Fiscal o los Tribunales les ordenen, bajo su estricta dependencia funcional y sin intromisión de ninguna otra autoridad aunque se trate de un superior jerárquico.
  • El Ministerio Fiscal dirigirá la investigación. 
  • El Ministerio Fiscal decidirá como, cuando y quienes son policía judicial.
  • Es cierto que no se nombra a los Agentes Forestales pero tampoco se nombra a la Guardia Civil, ni a la Policía Nacional, ni a la Policía Local, ni a la Vigilancia Aduanera.
  • Es cierto también que todos estos colectivos quedan recogidos dentro del artículo 82, denominado “Colaboración de otras Fuerzas y Cuerpos Policiales y de Seguridad”.
  •  Los Agentes Forestales nos reconocemos con claridad dentro del apartado: Los funcionarios de Comunidades Autónomas a los que la Ley atribuya competencias de seguridad pública o prevención del delito.
  • A la Comisión no parece importarle más o menos este o aquel colectivo policial. Le interesan todos, como debe ser. 
  • Entendemos que la Fiscalía de Medio Ambiente, como ha ocurrido hasta el momento, exigirá la colaboración de los Agentes Forestales y situará dentro de la policía judicial que deben organizar al personal que consideren oportuno de este colectivo.
  • Por último, reconocer que la situación del Agente Forestal debe manejarse bajo un prisma distinto. Ya no existe un paraguas que establece como potestad para todos los Agentes Forestales la calidad de policía judicial. Es preciso, ahora, que la Administración de procedencia refleje nuestra potestad de policía administrativa y que nuestras funciones sean evidentemente policiales con competencias en la seguridad pública medioambiental. En ese momento el Ministerio Fiscal reconoce al funcionario como colaborador de la policía judicial y, si es el caso, como propio policía judicial.
Una de las líneas básicas del Proyecto Sindical de UNPOLF se  hace, si cabe, más necesaria. Equiparar a los Cuerpos policiales de Agentes Forestales, normativa y reglamentariamente, con las policías reguladas en la Ley de FFCCSS, para modernizar, armonizar, clarificar y optimizar el modelo policial español. Seguiremos proponiendo, con argumentos sensatos y la fuerza de la lógica, tan básica e inaplazable medida.

El Anteproyecto se tramitará en el Congreso de los Diputados y serán los grupos políticos que nos representan los que decidan si este texto es válido o no. Así pues, cualquier cosa puede pasar. 
 AÚN HAY QUE ESPERAR…
________________________________________________________________________________

TEXTO COMPLETO Códido Procesal Penal