30 de agosto de 2012

NOTA DE PRENSA

Madrid, a 30 de agosto de 2012

Endurecimiento de penas a causantes de Incendios Forestales –  Cuerpo de Agentes Forestales - Policía Autonómica Forestal especializada en la Seguridad Medioambiental.
La Comunidad de Madrid posee una gran riqueza natural. Gran parte de su territorio está protegido y en él abundan especies de flora y fauna de gran importancia. En ese medio se practican, además, numerosas actividades lúdicas, socio-recreativas, y lo hacen decenas de miles de ciudadanos madrileños.

Desde UNPOLF coincidimos en  la necesidad de endurecer las penas, es decir, el delito de Incendio Forestal debe ser catalogado en el código penal en su justa medida ya sean por negligencia o intencionalidad criminal. Debemos tener en cuenta que estos grandes incendios forestales, como el ocurrido en Robledo de Chavela, Valdemaqueda y Santa Maria de la Alameda, son una autentica catástrofe social y medioambiental al poner en peligro la vida de las personas, sus bienes materiales, la riqueza económica de la zona (ya sea paisajística, socio-recreativa, turística o los aprovechamientos forestales), en definitiva la riqueza medioambiental que indisolublemente es la base de todas las anteriores en estas zonas.

Aceptada la necesidad de endurecer las penas debemos primero tener en cuenta:

1.       El monte madrileño necesita una fuerza policial por y para el monte, una policía preventiva, asistencial y llegado el caso coercitiva. Una Policía especializada que se vea, que se note y que tenga capacidad operativa para poner a disposición de jueces y fiscales a los autores de los delitos medioambientales.

2.       La protección del medio natural madrileño, la seguridad de ese medio ambiente y de los propios ciudadanos, el control de las actividades realizadas y la conciliación de todas ellas, es y debe ser uno de los objetivos de la Administración madrileña. La presencia de personal funcionario que ejerza esas funciones policiales es indispensable por lo que representan, por su propio ejercicio, por las responsabilidades que conlleva y por los resultados a obtener, en los que mucho tienen que decir la prevención y la coacción ante el delito o la infracción administrativa.

3.       Mediante la Ley 1/2002, de creación del Cuerpo de Agentes Forestales se asumió esta necesidad policial. En ella se detallan, una a una, las funciones a realizar por sus miembros y se establecen las potestades jurídicas que poseen para poder llevar a efecto aquellas. Estas funciones son básicamente policiales, relativas al control, custodia, vigilancia y protección del monte madrileño, sus especies de flora y fauna y cualquier actividad que se realice en él.

4.       Las funciones y potestades que ya existen deben ponerse claramente en práctica y deben obviarse las taras propuestas por otro Cuerpo estatal que desempeña funciones semejantes. No es el momento de oponer corporativismos interesados y sí la ocasión de disponer de aquello que es propio, que está intrínsecamente ordenado en la legislación autonómica de la Comunidad de Madrid.El Agente Forestal desarrolla y ejerce un servicio policial. Como tal, debe disponer de medios adecuados que hoy se obvian por conveniencia y acomodo, debe disponer de una organización y estructura de trabajo policial y no de un entramado escaso y obsoleto que sirve únicamente para esconder la incapacidad de los que debían ser responsables de su desarrollo.

Partiendo de una necesidad y de la propuesta clara de nuestra presidenta y consejera;  poner ante la justicia y adecuar las penas por incendio forestal, hay un paso intermedio infranqueable, es necesaria una apuesta fuerte  de organización operativa y estructural policial  que actualice y adecue  el Cuerpo de Agentes Forestales a estas necesidades.

Desde el nacimiento del Sindicato Profesional Unión de Policías Forestales de Madrid nuestra propuesta ha sido clara y meridiana, hoy ante los acontecimientos y declaraciones de nuestras responsables políticas son sin cabe más sensatas y necesarias:

La Comunidad de Madrid necesita una moderna y eficaz Policía Autonómica Forestal bajo el conocimiento que respecto al medio ambiente tenemos. Bajo ese prisma es necesaria.

UNPOLF