24 de junio de 2012

UNPOLF INFORMA

 25 MEDIDAS NECESARIAS PARA EL DESARROLLO DEL CUERPO Y LA MEJOR PRESTACIÓN DEL SERVICIO PÚBLICO

3ª.  DESPLIEGUE OPERATIVO -COMARCALIZACIÓN

Doscientos treinta Agentes Forestales. Nueve años sin que se convoquen oposiciones. Las plazas vacantes han sido “amortizadas”, es decir ya no existen. Hechos.

El planteamiento anterior de crecimiento del Cuerpo hoy ya no existe. La tendencia era clara, más Agentes Forestales y posiblemente alguna Comarca más para dividir el exceso de territorio. La variable a tener en cuenta, el número de Agentes Forestales, crecía y permitía la posibilidad de que la segunda variable, el número de comarcas, también lo hiciese. Nos quedamos a medias o al principio de esa posibilidad.

Hoy debe mantenerse la proporcionalidad directa entre ambas variables pero debe aplicarse al revés. El número de Agentes ya no crece, incluso disminuye. El número de Comarcas Forestales debe también disminuir.
No se puede prestar un servicio eficiente, no se puede especializar función alguna, resulta complicado atender necesidades y derechos personales en la época deseada. Asuntos particulares y profesionales se ven limitados.

Proponemos una modificación del número de Comarcas. Y proponemos hacerlo desde un punto de vista lógico y profesional. Que represente un ahorro económico y que implique un impulso laboral y personal.

La medida, de pronto, será posiblemente rechazada por muchos. El “status” actual de cada uno de nosotros cuesta modificarlo. Pero no basta con el simple rechazo inicial. Estamos obligados a pensar en ello y a tomar una decisión. Mejor con nuestra participación que sin ella.

Esta modificación traería consigo un concurso de traslados, una promoción profesional como debe ser, bajo criterios lógicos, un ahorro para la Administración y un sinfín de mejoras profesionales y personales. Es cierto que traería también alguna modificación en las adscripciones comarcales pero ahí debería aparecer el trabajo sindical para limitar los daños.

Un Acuerdo Administración-Sindicatos debería plasmar esta nueva situación y con él otros compromisos de la Administración hacia el Cuerpo de Agentes Forestales.

UNPOLF entiende que los posibles futuros modelos de minoración comarcal pueden ser varios y entiende que debe existir un amplio debate sobre el asunto. No obstante, entendemos como una cifra final posible la de siete u ocho comarcas. En ella prestarían servicio en torno a 27-30 Agentes. Quedaría expedita la posibilidad de formar Unidades Especializadas con otros treinta Agentes.

No es un proceso fácil pero menos aún es complicado. Este colectivo debe empezar a tomar decisiones y cuanto antes lo haga tendrá más posibilidades de revertir las consecuencias a su favor.